¿¿Por qué el episodio 5 de Dragon Ball Super está tan mal dibujado??

Tras el polémico quinto episodio de Dragon Ball Super Thomas Romain, explica a través de Twitter la mala situación que está viviendo la industria del anime japonés y el por qué de la mala calidad del episodio.

¿¿Por qué es el episodio está tan mal dibujado??

Algunas explicaciones sobre el estado de la industria de la animación japonesa

Algunas personas, igual que los productores de animación, el director o algunos diseñadores y asistentes de producción obtienen un sueldo durante todo el proceso de producción global, por lo que los horarios se mantienen cortos para limitar el coste de producción.

Pero la mayoría de la plantilla de animación son trabajadores freelance. El coste de tener a todos trabajando en casa sería inaguantable. Solamente un estudio que fue capaz de hacer eso, Studio Ghibli.

Pero el problema no es que los estudios sean codiciosos. Los estudios de animación japonesa son pequeñas compañías que luchan con los presupuestos permitidos de sus clientes. Ellos no son los propietarios de los derechos. Normalmente no hacen grandes beneficios y no están en situación de invertir su propio dinero en la propiedad intelectual que ellos a veces crean.

Los presupuestos en Japón para la animación son extremadamente bajos. En los años 60, para tener éxito en su loca idea de producir semanalmente series animadas, Osamu Tezuka pidió a los animadores hacer muchos sacrificios. Trabajar duro por un sueldo muy bajo. Los mismos estándares están todavía 50 años después.

En la producción de las series de TV, un animador normalmente se le paga alrededor de 40$ por escena animada (desde el diseño a los fotogramas clave). Los intercaladores solamente obtienen alrededor de 2$ por dibujo.

Para poder vivir de ello,  los animadores necesitan trabajar rápido, y no pueden permitirse trabajar exclusivamente para una serie animada. La gran parte de los animadores son trabajadores freelances que trabajan para varios estudios al mismo tiempo.

El problema es que la industria del anime japonés está produciendo demasiado contenido a un ritmo increíblemente rápido. No hay suficientes animadores cualificados y con experiencia aquí  para supervisar las producciones y enseñar a los jóvenes animadores.

Los estudios no tienen otra opción que trabajar con animadores con perfiles malos, a veces amateurs que solamente lo hacen como hobby. También tienen la opción de externalizar tareas en otros países, sin limitar los costes, pero para entregar el episodio a tiempo.

Todo el mundo en la industria está increíblemente ocupado todo el tiempo. Especialmente el personal experto. Pero hasta los animadores mediocres son solicitados regularmente. Y es bastante común que nadie va a trabajar en tu serie hasta en el último momento, porque ellos están todavía luchando con su fecha límite de otras producciones.

En la situación actual, es también común escuchar a gente hablar de “milagro” cuando un episodio es emitido a tiempo. A veces, la animación no se ha empezado ni 2 semanas antes de la emisión y los episodios pueden ser completados sólo pocas horas antes de ser emitido la serie en TV. La calidad puede ser pobre pero lo que más importa es tener algo que poner en la pantalla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imagen de GojitaAF

Imagen de GojitaAF

Artículo original en inglés de ThomasRomain ロマン・トマ @Thomasintokyo

Si lo compartes, no cuesta nada poner la fuente.

Visita el Facebook de El Comentarista del manga.

Anuncios