25 años de Dragon Ball

Hoy, 15 de febrero del 2015 hace exactamente 25 años de la primera emisión de Bola de Drac (Dragon Ball) en Televisió de Catalunya, la televisión pública en Cataluña.

La emisión fue a las 17:35 de la tarde, sin previo aviso, ya que como podéis ver en la programación de La Vanguardia, tiene como serie a emitir Dr.Slump, otra gran serie de Akira Toriyama.

Por ello os voy a transcribir en castellano la carta que escribió Oleguer Sarsanedas, director de Programación de Televisió de Catalunya en aquel momento, en el primer número de la edición Cómic-Book  de Bola de Drac que se publicó en el X Salón del Cómic de Barcelona, celebrado en mayo de 1992 en el Born, por PlanetaDeAgostini, sobre cómo llegó la serie de animación a la televisión catalana.

¡Hola, BoladeDraquianos!

Os explicaré como fue.

Nosotros, en TV3, un día compramos 26 capítulos de una serie japonesa de dibujos animados que se llamaba “Dragon Ball”.  Veréis: comprar series de televisión es como ir a la plaza. Los mercados de televisión también tienen paradas donde se expone el género y los vendedores hacen el informe de sus productos y los clientes escogen, buscan y piden precio.  A nosotros el vendedor de “Dragon Ball” nos dijo que era una serie muy buena, pero ya se sabe que los vendedores siempre dicen eso. – ¡Qué van a decir!-  De todas formas, le hicimos el suficiente caso para comprarla, sobre todo porque en aquellos momentos aquí en Europa, los dibujos japoneses comenzaban a tener mucha fama. Pero la verdad es que pensamos que era una serie como otras, y que ya se programaría cuando le tocara su turno. No teníamos ni idea que acabamos de comprar los primeros capítulos de una de las mejores series de dibujos animados que se ha hecho nunca.

Cuando le tocó el turno, la programamos por las tardes, a la hora de los programas infantiles (en esos momentos no estaba el Club Super 3 ni nada de eso).

Pues bien: resulta que por aquellas fechas (era febrero de 1990), un hijo mío que se llama Jan y que entonces tenía 9 años, le tuvieron que hacerle una operación en la pierna, que tenía que estar en la clínica quieto en la cama, y claro, miraba la tele. Y una tarde me dijo “Oye, hacéis una serie de dibujos animados, que es…. ¡FUAAA!” ( Yo ya sabía que cuando decía eso, es que se trataba de algo que es difícil de describirlo con palabras). Y me comenzó a explicármela. Era una historia fantástica, que de entrada me pareció muy complicada  y que no acababa de entenderla. Al día siguiente, continuó explicándome más, y el siguiente, y el otro. Y todos los días que estuvo en la clínica.

Tanto insistió, y con tanto entusiasmo, que aunque en aquella época, en TV3, no me ocupaba especialmente de los dibujos animados, cogí unos cuantos capítulos y los vi en mi despacho. No fue necesario ver muchos. En el segundo capítulo, comprendí  porqué Jan me hablaba tanto de ella. Era una serie fantástica. Me encantó.

Entonces se acabó. Emitimos el capítulo 26, el último, ya que teníamos otra serie programada para el día siguiente. Pero comenzó a sonar el teléfono. Cristina, mi secretaria, me dijo: “Hay un niño que llama diciendo que está desesperado porque se ha acabado Bola de Drac. Dice que no podemos dejar que se acabe así, que no puede ser”. Me puse al teléfono y aquel niño me explicó que el último episodio que habíamos emitido se acababa en pleno campeonato de las artes marciales y todavía no se sabía quién iba a ganar. Me dijo que eso no se hacía, eso de parar una serie en un momento tan interesante, y que hiciéramos el favor de programar los otros capítulos pronto. Tenía toda la razón.

Recibimos muchas llamadas y cartas aquellos días. Entonces fue cuando comenzamos en pensar muy seriamente en “Bola de Drac”, porque habíamos entendido que se trataba de una serie importante, y yo me había convertido en un boladedragonquiano convencido y estuve defendiéndola todo el rato. Más que nada, cuando llegaba a casa, Jan, y también sus hermanos, me pedían explicaciones. ¡Cada noche!

Averiguamos que es lo que sucedió. La serie, en realidad, era mucho más larga de los que nos pensamos al principio, ¡en vez de 26 capítulos, tenía 153! Rápidamente nos pusimos en marcha para comprar los capítulos que faltaban, nos lo enviaron desde Japón y los doblamos al catalán. Y finalmente, a principios de julio de 1990 volvimos a programar toda la serie, completa, sin interrupciones. Y fue un gran éxito.

A partir de aquí, ya conocéis toda la historia. Después de “Bola de Drac” vino “Bola de Drac Z” y el éxito fue todavía más grande. Tan grande que se ha convertido en auténtico fenómeno, que ha sorprendido a todos aquellos que pensaban que se trataba, solamente, de una serie de dibujos de animados como otras que existen.

Ahora mientras los boladedraquianos, esperan, impacientes, “Bola de Drac ZZ”, yo solamente os quería decir dos cosas: la primera, que me siento muy orgulloso de  haber podido contribuir a hacer que, en Cataluña, hayamos podido tener “Bola de Drac”; la segunda, que muchas gracias, a todos vosotros, por vuestra insistencia y vuestro apoyo por haber hecho que en Cataluña, “Bola de Drac” haya tenido más éxito que en otro lugar del mundo (aparte de Japón claro).

¡Hasta luego!

Oleguer Sarsanedas

Director de Programación de Televisió de Catalunya

(súper nº133)

 

Si lo compartes no cuesta nada poner la fuente.

Visita el Facebook del El Comentarista del manga

Anuncios

3 comentarios en “25 años de Dragon Ball

  1. La participación de Oleguer Sarnasedas en Bola de Drac fue crucial para su existencia. Espero que muchos fans hispanohablantes conozcan su historia y cómo gracias a él se siguió emitiendo Bola de Drac en catalán.

Los comentarios están cerrados.